News

Los voluntarios de MetLife acercan a los estudiantes de primaria el programa “¡La fiesta sorpresa!”

El programa, creado en el marco del estudio de educación financiera de la Fundación Junior Achievement, ha sido impartido por primera vez durante el curso escolar 2016-2017

744 estudiantes de primaria de la Comunidad de Madrid han aprendido a gestionar el dinero gracias a “¡La fiesta sorpresa!”, un programa novedoso creado en el marco del estudio “Educación financiera: ¿qué debemos saber?” realizado por la Fundación Junior Achievement y la Universidad de Murcia, con el apoyo y patrocinio de MetLife, con el que se propone un marco educativo en el que se incluyen los conocimientos financieros que los menores deberían tener en la etapa de la educación obligatoria.

“¡La fiesta sorpresa!”, como parte de este proyecto, pretende acercar a los alumnos de primaria conceptos financieros adaptados a su edad a través de actividades dinámicas. Se trata de un programa, de una hora de duración, que ha sido impartido por primera vez durante el curso escolar 2016-2017 por 16 voluntarios de MetLife con el objetivo de fomentar la educación financiera entre los más pequeños. Una iniciativa en la que los alumnos, divididos en grupos, han tenido que elaborar el presupuesto necesario para organizar la fiesta sorpresa de un amigo, aprendiendo así la importancia de administrar de forma adecuada el dinero y diferentes conceptos como el gasto, el ahorro o el consumo responsable, además de poner en práctica habilidades como el trabajo en equipo o la toma de decisiones conjunta.

Así lo explica, Marisa Clara, voluntaria de MetLife, quien destaca el hecho de que la actividad se desarrolle de una manera práctica y dinámica en la que los menores son los protagonistas siguiendo la metodología de la Fundación Junior Achievement “aprender haciendo”: “Ha sido muy gratificante ver su interés por aprender todo lo necesario  para realizar la mejor fiesta sorpresa encargándose ellos de administrar y gestionar los recursos económicos. Lo primero que avivó su  curiosidad por la actividad, fue saber que ellos tenían que tomar decisiones para las compras y hacer un presupuesto previo. La idea de “aprender haciendo” es muy divertida  permite  captar la atención de los alumnos desde el minuto uno. Por mi parte fue muy dinámica y divertida la actividad”.

Coincide con ella Begoña Martín, voluntaria de MetLife, quien recomienda la actividad a todos aquellos que quieran aportar su granito de arena a la educación financiera de los alumnos de primaria: “Mi experiencia ha sido muy positiva, la recomendaría sin dudar. Creo que este tipo de programas ayudan a los niños a ser más conscientes de la realidad que hay fuera de la escuela, y lo que es mejor, aprenden jugando y disfrutando. A nivel personal siempre es muy enriquecedor participar en este tipo de proyectos, así que sin duda repetiré”.

A todos quienes con vuestro esfuerzo e implicación habéis hecho de esta experiencia un éxito ¡Gracias!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *